Leer «Bailaderos. Leyendas canarias de brujas» ha sido un regalo. Es un libro editado por Diego Pun Ediciones que recopila parte de la literatura popular de las islas referidas a las brujas. Incluye diez leyendas escritas (recogidas desde fuentes orales o fuentes escritas) por Cecilia Domínguez Luis, Pepa Aurora y Ernesto Rodríguez Abad, grandes figuras de la literatura juvenil en las islas.

Con el libro en las manos, solo leyendo el título y observando la imagen de cubierta, inicié el viaje. BAILADEROS. Es famoso el Bailadero de Anaga, lugar donde, según las creencias populares, las brujas solían celebrar sus aquelarres bailando en torno a una hoguera para luego bajar a la «Playa de las brujas» a bañarse desnudas en la mar. Después analicé el índice y la estructura del libro: cada leyenda cuenta con dos ilustraciones del eternamente admirado y querido Nareme Melián. La primera otorga el título a la historia y ofrece información sobre alguna planta medicinal de las islas, plantas que podrán tener que ver (o no) con la historia de la bruja que introduce. La segunda ilustración nos muestra a la bruja de la que se habla. Imágenes oscuras, en tonos grises, tenebrosos, repletas de cuidado y detalle en las texturas y también llenas de propuestas simbólicas. Utiliza una textura similar a una vieja pared, con la cal levantada por la humedad para ilustrar los cuerpos de las brujas. Son imágenes que hacen que una se detenga, analice e, invariablemente, se enamore.
«La cuerva». Imagen extraída de aquí
Luego leí. Me sumergí en cada una de las leyendas. Volé de una a otra. Volví atrás. Me detuve.  En este libro recordamos a la bruja de Femés, nuestra Mararía. Viajamos a la época de la conquista, acompañamos a varias mujeres en su proceso por el tribunal de la Santa Inquisición, volamos con el guirre. Viajamos a la Gomera, a Lanzarote, a Gran Canaria, a diferentes zonas de Tenerife como la isla baja o Anaga. Está escrito con un lenguaje cercano y directo, accesible para lectores jóvenes o no tan avezados. Nos muestra a mujeres fuertes, valientes, diferentes, que vivieron en un momento en el que no fueron comprendidas, en el que el miedo y la ignorancia del pueblo terminaron, en muchas ocasiones, con ellas y con el bien que hacían a la sociedad. Un libro rico, alimentado de oralidad. Lo que decía: un regalo. Aquí puedes hacerte con él.