Precioso y detallista cartel realizado por María Pascual de la Torre

Estoy aterrizando después de disfrutar de tierras abulenses durante una semana.
El día 26 volé a Madrid gracias al patrocinio de Canarias Crea y de ahí, metro y tren mediante, visité la bella y amurallada Ávila para participar en la IX edición del Festival Ávila de Cuento, que se celebraba entre el 26 y el 30, como cada año, y en esta ocasión con este bonito programa:

Fui capaz de meter 5 sesiones diferentes en una sola maleta, gracias a la ayuda instrumental (literalmente, a base de instrumentos que me prestaron) de algunos compañeros.
Nada más llegar a Ávila me recibieron los queridos Héctor Urién y Maísa Marbán, que codirigen el Festival y a los que agradezco tremendamente su invitación, su cariño y confianza en mi trabajo.

Llegué y casi de cabeza, después de que Héctor me prestara su Ukelele, me lancé a la inauguración con la primera sesión del Festival, a las 17h, dirigida a público familiar en el Auditorio de San Francisco. ¡Qué ilusión!

Imagen: Luis Teodoro Sanz, en el Auditorio de San Francisco

Fue una sesión bien bonita a la que acudió un público al principio algo frío pero que a la segunda canción ya estaban uniéndose a signos, cantos y cuentos como los que más.

Allí estuvo la prensa, el Diario de Ávila, para hacerse eco del inicio del Festival y sacarlo al día siguiente en portada. ¡La narración oral abriendo un diario, qué bien!

Esa misma noche conté para público adulto en el Palacio de Los Serrano. No pude sentirme más como en casa. Es fascinante la calidad del público del lugar en las sesiones para personas adultas. Gente de escucha atenta y cariñosa y de aplauso eterno.

Imagen: Luis Teodoro Sanz en Palacio Los Serrano

No hizo falta que pasara mucho más tiempo para descubrir que el equipo que acompaña a Héctor y Maísa en el festival es una maravilla.
Luis, con su dulzura y su calma, su predisposición a ayudar en absolutamente todo y su talentazo para las fotos fue un verdadero regalo.
La simpática y creativa Helena, siguiéndote a todos lados para que las redes te registraran bien.
Willy y Adela, siempre pendientes y dispuestos…
En fin. Sigo:

Al día siguiente, el 27, lo compartí enterito con la querida Cristina Temprano. Por la mañana regresé al Palacio Los Serrano para, en otra sala, llevar a cabo mis dos primeros Bebecuentos con la sesión Alamar. Noelia Carioca me prestó su tambor de mar y pude hacer la adaptación peninsular de la sesión, que no lleva red roja ni pandorga sino un mar azul para cantar bajo las olas. ¡Qué bien lo pasamos con las más de 70 personas que pasaron por allí!

Imagen: Luis Teodoro Sanz en Palacio Los Serrano

Esa tarde conté mis Cuentos en Clave de Sol para público familiar a un público encantador que llenó completamente el teatro. Gracias, Cristina, por prestarme tu tambor. Sin él, las 37 tortugas no habrían quedado tan bien.

Imagen: Helena Cerveto en Palacio Los Serrano

Esa noche comenzó la fiesta de la escucha. Menos contar y más disfrutar de compañeras y compañeros, una de las cosas que más me gusta de los Festivales junto a las cenas y los paseos.

Así, acudí a los cuentos para público adulto de Cristina Temprano, acompañada por Noelia y Fernando, que vinieron a escuchar y disfrutar desde Salamanca.
Fue una sesión estupenda, repleta de delicadeza y buen gusto.

Imagen: Luis Teodoro Sanz. Cristina Temprano

El Diario de Ávila recogió con detalle mis sesiones de bebés y la familiar de ese día de Cristina. ¡Miren qué bien se nos ve en los papeles!

Al día siguiente escuché a Isabela Méndez para público familiar y adulto. Esta mujer, Venezolana afincada en Barcelona, es muy valiente y de una profesionalidad impresionante. Aquí, Luis me pilló en mi faceta favorita: escuchadora.

Imagen: Luis Teodoro Sanz. En Auditorio de San Francisco escuchando a Isabela Méndez

También disfruté del estreno de Inventario de la mano del gaditano Pepe Maestro, al que nunca había escuchado. Fue un espectáculo arriesgado, mayormente en verso; creativo, simpático y poético, que los adultos recibieron con tremendo entusiasmo, aún siendo una sesión repleta de niños y niñas. De esa sesión me llevé su libro del mismo título, que recoge algunas de las historias narradas.

Al otro día, conté mis dos últimas sesiones de Bebecuentos con la sesión «Al vuelo» y así cerré mi participación contando, pero todavía quedaba mucho que escuchar.

Imagen: Luis Teodoro Sanz

Esa tarde disfruté a Fernando Saldaña para familias y a Pepe para niños y adultos. Qué tarde tan maravillosa. Qué gracia tienen ambos, qué interesante es ver las diferencias y similitudes entre los trabajos, las ejecuciones, las habilidades para conectar con los diferentes tipos de público, la creatividad a la hora de inventar y utilizar objetos, el uso de la magia, perfectamente integrada en la narración por parte de Fernando, la adaptación de textos escritos a orales por parte de Pepe… En fin,
ver a dos profesionales de su talla y trayectoria contando da para mucha reflexión.

Al día siguiente, acudí a una de las sesiones de Cristina para bebés: El árbol que cuenta. Una delicia. Miren qué imagen, qué preciosura, de la mano de Luis.

Por la noche acudí al cierre del Festival con una sesión para personas adultas con Fernando Saldaña. Al finalizar, celebramos las Campanadas de Cuento, en la que gente del equipo de organización, los narradores que quedamos y amigos del Festival se subieron a narrar uno o dos microcuentos mientras el público contaba las campanadas.

Ha sido un gustazo de Festival. La organización fue encantadora; el grupo que se creó de gente invitada, muy agradable; las sesiones fueron bien, el público es fantástico, la gente cuentera que vino a apoyar (Noelia, Elia, Israel, Mónika, Dorleta y demás), una alegría tras otra y en general solo tengo buenas palabras y agradecimiento para todos y todas.

Le cogí tanto gusto a Ávila que me quedé unos días más a partir allí el año y a turistear.

La muralla de Ávila desde los Cuatro Postes

Ahora que regreso, digiero, miro las fotos y rememoro, se me redobla el cariño por esta profesión que es una suerte.

Gracias, de nuevo, a todos/as.

Si quieres ver y saber más, aquí puedes ver los momentos del Festival de este año, y aquí seguir el Facebook, mirar en Twitter todos los vídeos y momentos que han registrado y curiosear en Instagram.